Historia

El Colegio Pinares, de hombres, nació el año 1992 por iniciativa de un grupo de papás de Concepción, con la finalidad de ayudar a muchas otras familias a dar a sus hijos una educación de calidad, dentro de una visión cristiana de la vida.

El Proyecto Educativo de Pinares tiene tres pilares fundamentales: los padres primeros educadores, educación integral y personalizada, y formación cristiana de acuerdo al Magisterio de la Iglesia Católica.

Pinares respeta y promueve el protagonismo de los padres, que son, por naturaleza, los primeros educadores de sus hijos. Para facilitarles su tarea, pone a su disposición diversas formas de orientación y formación: entrevistas con profesores, charlas, cursos de formación, convivencias, campamentos, etc.

La educación integral abarca todos los aspectos de la personalidad, desde las artes hasta el cuidado del cuerpo, pasando por el cultivo de la inteligencia y el espíritu. Para Pinares, ésta se alcanza solamente respetando y atendiendo a cada alumno según sus características personales, para lo cual el colegio articula todas sus actividades con este sello de atención personalizada.

La formación cristiana que se entrega persigue que los alumnos amen a Dios y a los demás, deseen vivir como buenos hijos de Dios, en su vida corriente, de acuerdo a las enseñanzas del Evangelio. Para ello se les ayuda a conocer a la Santísima Trinidad por medio de las enseñanzas del Magisterio de la Iglesia Católica, a establecer con Dios un trato personal en la oración, y a apreciar la vida sacramental. La doctrina que se enseña en el colegio se basa en los contenidos del Catecismo de la Iglesia, y la relación personal con Dios se promueve según el espíritu del Opus Dei.

X